Por: Lics. José Díaz, Daniel Gutiérrez y Eumir Quintero

Addenda del 31 de marzo de 2020 (aclaración del Gobierno Mexicano) al segundo decreto de medidas de emergencia para la pandemia de COVID-19

Promueve la suspensión inmediata de actividades no esenciales entre el 30 de marzo y el 30 de abril de 2020, para mitigar la dispersión y transmisión del virus designado como SARS-CoV2 dentro del territorio mexicano:

  1. Las únicas actividades que pueden considerarse esenciales son las siguientes:
    • Las esenciales para atender directamente la emergencia de salud, como la administración médica, paramédica, del sector de la salud, sus proveedores y proveedores de servicios, especialmente la fabricación de productos farmacéuticos, su distribución y venta minorista, la fabricación de suministros y equipos médicos y cualquier tecnología para proporcionar servicios médicos, así como la eliminación de desechos biológicos y la limpieza y desinfección de clínicas médicas y hospitales en general.
    • Las relacionadas con la seguridad pública y la protección de la ciudadanía, la defensa de la patria y la soberanía, la aplicación y administración de la justicia y la actividad legislativa a nivel federal, estatal y municipal.
    • Las relacionadas con sectores fundamentales de la economía, tales como finanzas, recaudación de impuestos, distribución y venta de combustibles, gas y electricidad, generación y distribución de agua, alimentos, bebidas no alcohólicas, supermercados, preparación de alimentos, transporte de mercancías y pasajeros, agricultura, pesca, carne y aves de corral, agroindustria, industria química, productos de limpieza, ferreterías, entrega de paquetes, servicios de seguridad privada, cuidado de niños, telecomunicaciones, medios de comunicación, servicios privados de emergencia, servicios mortuorios, almacenamiento, sistemas de almacenamiento en frío, logística (aeropuertos, puertos y ferrocarriles), y cualquier otro cuya interrupción pueda afectar irreversiblemente la continuación de la actividad.
    • Las actividades relacionadas directamente con los programas sociales administrados por el Gobierno.
    • Cualquier actividad necesaria para la conservación, mantenimiento y reparación de infraestructura crítica como agua potable, energía eléctrica, gas, petróleo, combustibles, saneamiento necesario, transporte público, infraestructura hospitalaria y médica, y cualquier otra que “pueda enlistarse en esta categoría”.
  1. Enuncia reglas de sana distancia o distanciamiento social:
  1. Definición de actividades no esenciales. Se alienta a toda la población que reside en el territorio (incluida cualquier persona que ingrese al país desde el extranjero y que no esté trabajando en actividades esenciales como se define en la sección 1 anterior) a encerrarse responsablemente en su lugar de residencia (resguardo domiciliario), del 30 de marzo al 30 de abril de 2020. El resguardo domiciliario se define como la limitación voluntaria de la movilidad en un lugar de residencia u otro tipo de espacio separado del espacio público durante el mayor tiempo posible.
  1. El resguardo domiciliario debe ser estricto en el caso de cualquier persona de 60 años o más, cualquier persona embarazada o con licencia de maternidad próxima, cualquier persona diagnosticada con hipertensión, diabetes, enfermedad cardíaca o pulmonar crónica, inmunosupresión adquirida o provocada y afecciones crónicas renales o hepáticas.
  1. Una vez que termine la emergencia de salud, las Secretarías de Salud, Trabajo y Economía deberán emitir pautas para el regreso ordenado y regionalizado al trabajo, así como las actividades económicas y sociales de la población de México.
  1. La actividad cara a cara del Censo 2020 se suspende en México.
  1. Todas las medidas deberán tomarse con estricta adhesión a los derechos humanos de todas las personas.

En resumen… (Recomendaciones)

  • Se ha decretado la emergencia sanitaria y la suspensión o interrupción general de las relaciones laborales y de actividades en las empresas no esenciales (declaración formal debidamente sancionada por el Presidente de la República).
  • Se posponen las condiciones laborales hasta el 30 de abril de 2020.
  • Las empresas que se consideran incluidas dentro de los lineamientos que señalan las actividades esenciales, podrán seguir trabajando normalmente, siempre que sigan observando las medidas de mitigación de la propagación de la infección que ya conocen y que son:
    • Identificar empleados de los señalados como vulnerables, quienes deberán permanecer en sus casas con pago de salario.
    • Implementar o actualizar medidas preventivas de sanidad dentro de la empresa.
    • Evitar reuniones de grupos mayores a 50 personas dentro de la empresa.
  • Para las empresas no esenciales, la obligación es la suspensión de las relaciones laborales, con la probabilidad de posible pago de salario. En caso de no cerrar, se le podrán aplicar sanciones económicas.
  • Con la declaración de una emergencia sanitaria, el Gobierno Federal, supuestamente podrá decretar la contingencia sanitaria, con la suspensión de las labores y el pago de un salario mínimo al colaborador, a partir de esa fecha.

Si tienes preguntas al respecto, ponte en contacto con nuestros expertos en Derecho Laboral.

El contenido de este sitio web no es ni debe considerarse como asesoría legal, la información que se muestra es solo para fines informativos.


Daniel Gutiérrez

Daniel Gutiérrez

Socio Director de GD Legal. Experto en Derecho de Propiedad Industrial e Intelectual, Derecho Mercantil, Bienes Raíces, Ejidal, Construcción, Operaciones de Crédito, Insolvencia, Aduanas, Fiscal y TLCAN.